‘Cuernos’ craneales están relacionadas con el uso del celular

'Cuernos' craneales están relacionadas con el uso del celular 'Cuernos' craneales están relacionadas con el uso del celular
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Los jóvenes adultos están desarrollando “cuernos” en la parte posterior de sus cráneos debido al uso excesivo de dispositivos móviles, dicen los investigadores.

Los cuernos son en realidad espolones óseos causados por la inclinación hacia adelante de la cabeza, que desplaza el peso de la columna vertebral a los músculos de la parte posterior de la cabeza. Esto lleva al crecimiento óseo en los tendones y ligamentos conectores, reportó el Washington Post.

Los espolones óseos se desarrollan en el cráneo, justo encima del cuello, dijeron los investigadores de la Universidad de la Costa Sunshine en Queensland, Australia.

Los espolones óseos son un signo de problemas serios de postura que pueden causar dolores de cabeza crónicos y dolor en la parte superior de la espalda y el cuello, dijo a The Post el primer autor del estudio, David Shahar, quiropráctico que recientemente completó un doctorado en biomecánica.

Un hallazgo significativo fue el tamaño de los espolones óseos. Típicamente, los espolones óseos se consideran grandes si miden 3 ó 5 milímetros de largo, explicó. Esta investigación incluyó solo espolones óseos de 10 milímetros, aproximadamente dos quintos de pulgada.

Los espolones óseos en sí mismos no son una amenaza, sino más bien un “presagio de algo desagradable que ocurre en otros lugares, una señal de que la cabeza y el cuello no están en la configuración adecuada”, dijo al Post Mark Sayers, coautor del estudio y profesor asociado de biomecánica.

El estudio fue publicado el año pasado en la revista Scientific Reports, pero solo recientemente atrajo una atención significativa.

“Una pregunta importante es qué les depara el futuro a las poblaciones de jóvenes adultos en nuestro estudio, cuando el desarrollo de un proceso degenerativo es evidente en una etapa tan temprana de sus vidas”, escribieron los autores.

Estudios anteriores han relacionado el uso de teléfonos inteligentes con problemas en el cuello y las manos, pero este es el primer estudio en relacionar dicho uso con cambios óseos, reportó Post.

“Estas formaciones tardan mucho tiempo en desarrollarse, por lo que significa que las personas que las padecen probablemente han estado haciendo hincapié en esa zona desde la primera infancia”, dijo Shahar al Post.

Sugirió que los grandes usuarios de dispositivos móviles presten más atención a su postura. Si necesitan motivación para hacerlo, deben sentir la parte posterior inferior del cráneo para comprobar si hay espolones óseos.

Comentarios

X