Hipocondría digital: un creciente problema de salud pública

Doctor Marco Fierro Psiquiatra y Coordinador de Docencia e Investigación en Remy IPS.

Katherine Trujillo Useche 

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

La hipocondría es una preocupación patológica y extrema por la salud, su característica esencial es el miedo a padecer o la convicción de tener una enfermedad grave, autodiagnosticada a partir de la interpretación errónea de unos síntomas. Una persona cibercondriaca tiene la misma patología, pero adaptada a la era digital. 

En entrevista en exclusiva para la revista Medicina y Salud Pública (MSP) el doctor Marco Fierro psiquiatra y Coordinador de Docencia e Investigación en Remy IPS quien nos habla sobre la hipocondría 2.0 o la hipocondría digital.

La inclusión de las nuevas tecnologías de información y comunicación (TIC) en el ámbito sanitario está suponiendo una auténtica revolución en sanidad. Internet es una fuente de información de fácil acceso que con los años ha ido adquiriendo un mayor protagonismo en la difusión masiva de contenidos de salud. En este contexto, la cibercondría supone un riesgo para el bienestar.

Enfermedades más consultadas en internet

Con la llegada de la pandemia, las búsquedas más frecuentes en internet son los síntomas, tratamientos y formas de combatir el coronavirus, las consultas cambiaban en los años anteriores, pues hay enfermedades más comunes por lo que se desencadenan mayor número de búsquedas.

“Hoy en día indudablemente la pandemia ha modificado ese perfil de búsquedas” concluye el Dr. Fierro

Hipocondría ¿es una enfermedad?

La hipocondría o la hipocondría digital no figuran en los manuales de enfermedades psiquiátricas más importantes del mundo que son el DSM-5 (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales) de la Asociación Americana de Psiquiatría y la CID 10 (Clasificación Internacional de Enfermedades) de la Organización Mundial de la Salud.

El Psiquiatra Fierro explica “como tal no está clasificada como una enfermedad, sin embargo, muchas de las personas que están dedicadas a estudiar la hipocondriasis digital consideran que hay criterios suficientes como para catalogarla como un síndrome o una enfermedad por sí misma”

Consecuencias de estas búsquedas

Este trastorno termina por ser muy limitante para quienes lo sufren, porque se pasan la vida buscando síntomas o causas de enfermedades que tal vez no sufren, no paran de analizarse y observarse a sí mismos en busca de nuevos síntomas o bien de buscar información por todas partes acerca de lo que creen padecer.

Para otras personas pueden llevar a cabo conductas de evitar cualquier actividad en la que crean que pueden contagiarse de una enfermedad, tanto una visita a un enfermo o tocar el pasamanos de una escalera.

El doctor Marco Fierro cree que no es tan malo como se cree, afirma que esta búsqueda “tiene un aspecto positivo, las personas están más informadas. Un paciente que conoce su enfermedad puede ser un paciente que colabore más con su tratamiento que sean más racionales con el uso de sus medicamentos y petición de exámenes”

El lado negativo es que esas búsquedas llevan a ansiedad, preocupaciones excesivas, nos comenta el doctor “estas personas pueden utilizar muchos más servicios médicos de los que serían necesarios o por otro lado que la búsqueda reemplaza la consulta médica y es ellos piensan que es suficiente, también afecta el vínculo médico paciente” finaliza.

Beneficios

Si se utiliza de manera correcta estas herramientas en internet, podrían alcanzarse grandes beneficios, pues explica que “pueden disminuir un poco las preocupaciones, saber que un síntoma puede ser de varias enfermedades, ser cuidadosos con el uso de los medicamentos.”

Es importante conocer las fuentes de información, saber cuáles son confiables, que estas tengan bases científicas.

“Internet es una guía, hay páginas buenas y otras no tanto y que cuando se está buscando se busca con preocupación y buscar en ese estado de ánimo uno pondrá atención a la información más negativa” concluye el Dr. Fierro. 

Comentarios

X