Plasma del paciente recuperado podría ser clave para combatir el COVID-19

El tratamiento contra el COVID-19 puede ser algo complejo. No obstante, existen algunas alternativas que guían a salubristas para combatir el patógeno desde el plasma convaleciente

Doctor Humberto Guiot, médico infectólogo.
Doctor Humberto Guiot, médico infectólogo.

Eduardo Najar, Katherine Trujillo
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública 

El plasma convaleciente ha sido un arma fundamental para poder combatir agentes virales que han afectado de manera colectiva a los individuos. La metodología es básica, cuando una persona es afectada por un patógeno y logra recuperarse, su sistema inmunológico crea anticuerpos que se alojan en la sangre y de esta manera se puede evitar una recurrencia de infección o desarrollo de comorbilidades asociadas. Cuando esto sucede se puede tomar un extracto líquido hematológico y de acuerdo a estudios de compatibilidad puede ser administrado a otra persona para estimular e impulsar la creación de glóbulos blancos.

En entrevista con la revista Medicina y Salud Pública (MSP), el doctor Humberto Guiot, médico infectólogo y pionero en el estudio de esta forma de tratamiento explicó cómo se lleva a cabo el método de plasma convaleciente, sus beneficios y cómo proceder con el actual patógeno del SARS-CoV-2. El especialista narró cómo esta metodología puede beneficiar a los individuos con un diagnóstico crónico.

“Nosotros teníamos información del plasma convaleciente con otras enfermedades, cuando hubo otra pandemia que fue la influenza española, se usó esta metodología. De las personas recuperadas se extraía el plasma que es el suero que está en la sangre y tienen las defensas del cuerpo ya formadas se le infunde a una persona que aún no se ha recuperado, lo que hacemos es infundir esas defensas en otras personas que aún no lo están” asegura el doctor Guiot

Antecedentes en el uso del plasma

Como asegura el doctor hace algunos años la variante SARS había originado un coronavirus. Cuando hubo una cantidad considerable de personas afectadas, el tratamiento de emergencia que se usó fue el plasma de algunas personas que ya se habían recuperado, y de esta manera se pudo enfrentar al patógeno. Así que, los expertos consideraron usar este método se usó en un primer momento para combatir la actual pandemia.

“El plasma se usó también para otras enfermedades, hubo una parecida al COVID-19, qué es el SARS, que está causado por el coronavirus 1 y con esta se vio en los estudios había cierto beneficio, así que de esta manera apenas empezó la pandemia se empezó a usar en pacientes con covid-19 Y LA FDA concebido el uso de emergencia del plasma”

¿Cómo es el procedimiento?

La transfusión de plasma desde un individuo a otro tiene varios protocolos y reglamentaciones entre las que se encuentra: la compatibilidad, con el fin de que el plasma pueda ser efectivo y cumplir la función inmunológica requerida.

“A esas personas se les extrae sangre que se parece a una transfusión se pasa por un procedimiento para saber que no tiene el virus y mirar si las personas son compatibles con estos pacientes y de esta manera se puede preparar para pasar al paciente infectado” argumentó Guiot.

Efectividad

Como resalta el doctor los pacientes que son sometidos al procedimiento pueden tener rangos de efectividad en un intervalo de tres días, y aunque la condición no desaparece el rango sintomatológico tiende a ser leve.

“Lo que se ha visto es que si se administra temprano, en los primeros 3 días exactamente luego del diagnóstico se ve el beneficio, los pacientes que reciben el plasma convaleciente  en los 3 primeros días  de enfermedad si tiene un beneficio” concluyó el doctor Guiot.

Comentarios

X