Trasplante autólogo de células hematopoyéticas en pacientes con mieloma múltiple

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Karen Martínez Robles, MD
Redacción Médica MSP

El Mieloma múltiple (MM) es una neoplasia hematológica maligna en la que existe proliferación anormal de las células plasmáticas en la médula ósea. Sus manifestaciones clínicas son principalmente a nivel hematológico y óseo, por lo que los pacientes que la padecen suelen presentar anemia, leucopenia y trombocitopenia, así como también, dolor óseo y fracturas patológicas.

Entre sus opciones terapéuticas, se encuentra el trasplante autólogo de células madre hematopoyéticas que, en los últimos años, ha tomado fuerza por tratarse de un procedimiento seguro y con mejor desenlace en comparación con el régimen estándar de quimioterapia. En el siguiente artículo, se revisan aspectos generales del Mieloma múltiple y los efectos terapéuticos del trasplante de células madre hematopoyéticas. 

Introducción

El Mieloma múltiple (MM) es una neoplasia hematológica maligna que se caracteriza por la proliferación anormal de células plasmáticas en la médula ósea. En condiciones normales, la producción de células plasmáticas se da a partir de la maduración de los linfocitos B, los cuales se originan en la médula ósea en primera instancia para posteriormente migrar al bazo y los ganglios linfáticos donde se lleva a cabo su proceso de diferenciación ya sea en células plasmáticas o en células de memoria. La función principal de las primeras es la producción de inmunoglobulinas, es decir, anticuerpos contra antígenos específicos, por lo que cumplen un papel fundamental en la defensa del cuerpo contra infecciones.

En el MM, la proliferación anormal de células plasmáticas comienza a generar problemas en varias partes del cuerpo a través de distintos mecanismos. El primer afectado es el sistema hematopoyético; los pacientes suelen presentar anemia, leucopenia y trombocitopenia dado que el exceso de células plasmáticas en la médula ósea desplaza las otras líneas celulares y disminuye su producción por medio de señales químicas. Como segundo afectado se encuentra el tejido óseo debido a un aumento en la activación de los osteoclastos que son células encargadas de la degradación ósea, al tiempo que se inhiben los osteoblastos, que en condiciones normales generan nuevo tejido óseo, por lo que es común que los pacientes consulten por dolor óseo y fracturas patológicas.

Otra consecuencia del proceso de degradación ósea que presentan los pacientes con Mieloma múltiple es el aumento significativo de los niveles plasmáticos de calcio, lo cual se define como “hipercalcemia maligna” y es común hallarlo en cáncer de pulmón y de mama. Con el tiempo, esta condición contribuye a la lesión renal en combinación con las altas concentraciones de cadenas ligeras libres de anticuerpos monoclonales producidas por las células plasmáticas. Estas cadenas libres se depositan en los tejidos y se acumulan en forma de proteína amiloide en órganos como el riñón, hígado, bazo y corazón, explicando el compromiso de sus funciones. 

Trasplante de células madre hematopoyéticas

Los trasplantes de células madre hematopoyéticas tienen como propósito restaurar el número de células pérdidas en la médula ósea debido a ciertas enfermedades como el MM o, a los efectos secundarios de tratamientos agresivos de quimioterapia o radiación. Dependiendo del origen de las células que serán trasplantadas, se habla de dos tipos de trasplante: el llamado autólogo o autotrasplante, en el que las células madre provienen del mismo paciente y, el alogénico o alotrasplante que, por el contrario, involucra a un donante externo. Previo al procedimiento, el paciente recibe quimioterapia para erradicar las células cancerosas y en algunos casos, es necesario continuar con dosis de mantenimiento luego del trasplante, con el objetivo de reducir el riesgo de recaídas. 

En el caso del trasplante autólogo, la ventaja principal es que, por tratarse de las células del mismo paciente, no serán rechazadas por su cuerpo. Sin embargo, existe el riesgo de que las células madre trasplantadas no cumplan su función de producir nuevas células hematopoyéticas y, más importante aún, existe la posibilidad de que unas cuantas células cancerosas sean recolectadas en la misma muestra de células sanas y al ser trasplantadas, regresen al cuerpo del paciente, por lo que se ha optado por tratar a las células madre con medicamentos antitumorales antes de ser trasplantadas, lo cual se conoce como “purgado” o, después de que el paciente ha recibido el trasplante, que en dicho caso se denomina “purgado in vivo”.

El Mieloma múltiple representa la primera causa de trasplante autólogo de células madre hematopoyéticas (TACMH) en el mundo. Múltiples ensayos aleatorizados han mostrado que la quimioterapia intensificada seguida de trasplante de células hematopoyéticas se asocia una mayor supervivencia libre de progresión en comparación con el régimen único de quimioterapia en dosis estándar. El estudio más extenso de América Latina de pacientes con MM llevados a trasplante fue realizado en un hospital de Cali, Colombia, en el que se recolectaron datos entre enero de 2008 y diciembre de 2016 de 103 pacientes con diagnóstico de MM que recibieron TACMH; los resultados fueron concordantes con estudios anteriores en cuanto a mejores tasas de respuesta de supervivencia libre de progresión (40% de los pacientes) y de supervivencia global a 5 años (71% de los pacientes). Por otro lado, se reportaron niveles bajos de toxicidad. Así mismo, otros estudios han mostrado que, con el uso de células madre hematopoyéticas la duración de citopenias severas es menor de 2 semanas y la mortalidad asociada al procedimiento es de aproximadamente 1%, por lo que se considera seguro y de hecho, en varios centros, los trasplantes autólogos son realizados de forma ambulatoria. 

Teniendo en cuenta estos resultados, el TACMH es una opción terapéutica que ha mostrado desenlaces favorables en la mayoría de los pacientes con MM, por lo que se ha empezado a recomendar en pacientes médicamente aptos mayores de 70 años, aunque cabe resaltar que, cada paciente debe ser individualizado. 

Bibliografía:

  • Röllig C, Knop S, Bornhäuser M. Multiple myeloma. Lancet. 2015; 385:2197-208.
  • Jaramillo F, Useche E, García J, Rosales M, Manzi E, Estacio M, Rosales J. Trasplante autólogo de células madre hematopoyéticas en pacientes con diagnóstico de mieloma múltiple, experiencia en 9 años. Rv Colomb Cancerol. 2018; 22(4): 138-142.
  • Schiffer C, Zonder J. Transplantation for Myeloma — Now or Later?. N Engl J Med. 2017 Apr; 376;14.
  • Al Hamed R, Bazarbachi AH, Malard F, Harousseau JL, Mohty M. Current status of autologous stem cell transplantation for multiple myeloma. Blood Cancer J. 2019 Apr; 9(4): 44.

Comentarios

X